Revista Ciencia Política – Edición 50

Edición No 50 Ciencia Política I - II Trimestre de 1999

INDICE DE LA EDICIÓN


Contenido


La superpotencia solitaria.

Samuel P. Huntington

Unipolarismo, bipolarismo y multipolarismo han sido las tres propuestas tradicionales de la teoría para entender las relaciones internacionales. El Imperio Romano, el período de la Guerra Fría y las relaciones europeas son sus mejores ejemplos, respectivamente. Sin embargo, después de la caída de la Cortina de Hierro ninguno de estos esquemas es apropiado para describir el mundo actual. Estados Unidos es el más importante actor, con poderío global militar, económico, político e institucional. No obstante, cada vez necesita con mayor intensidad de la participación de otras potencias para hacer efectivos sus intereses nacionales. Tampoco es posible afirmar que estamos en un mundo multipolar, porque desde el punto de vista regional y temático, es Estados Unidos quien fija con mayor poder las reglas del juego. Es esta encrucijada analítica, es donde aparece Huntington con sus propuestas arriesgadas, tal y como lo hiciera hace algunos años con su explicación civilizacional de las relaciones internacionales. Esta vez sostiene que el mundo es a la vez uni y multipolar.


Teoría política e historia: Reflexiones sobre Carl Schmitt

Aníbal Romero

"En el origen de una fanática voluntad de orden se halla la catástrofe", escribe Beneyto en su libro sobre Donoso Cortés. Se trata de una lúcida frase, apta para sintetizar la visión política de ese gran pensador conservador español del siglo XIX, y tal vez aún más para caracterizar la obra y acción de Carl Schmitt, controversial filósofo político y jurista alemán de los tiempos de Weimar y el nazismo. En Schmitt, ciertamente, se percibe una "fanática voluntad de orden", que hunde sus raíces en valores hondamente asumidos por un hombre al que le tocó enfrentar tiempos especialmente turbulentos, que incluyeron la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial, el nacimiento, decadencia y crisis del experimento democrático posterior a 1918 en su país, el triunfo Bolchevique en Rusia, la agudización de los conflictos sociales y políticos en Alemania y el resto de Europa, el crecimiento del nazismo y la toma del poder por parte de Hitler, la nueva guerra de 1939-1945, y la nueva derrota. A través de ese complejo proceso histórico, Schmitt produjo una muy importante obra teórica, cuyo rango intrínseco amerita un cuidadoso estudio, pero que adicionalmente ofrece un interesante testimonio sobre la interacción entre el pensamiento de un hombre, sus valores profundos, y el entorno sociopolítico que le toca en suerte, o por desgracia, experimentar en carne propia.


Ensayos sobre los procesos de paz y desarrollo.

Jairo Morales Nieto

Estos tres breves ensayos forman parte de un ciclo de conferencias presentadas por el autor en círculos académicos, gubernamentales y empresariales colombianos en el mes de marzo de 1999. Los ensayos resumen la visión y la experiencia de Morales Nieto sobre los problemas de la transición del conflicto hacia la paz y el desarrollo, la cual ha sido adquirida tras muchos años de trabajo alrededor de estos temas en Colombia, Bolivia y Centroamérica.


La construcción de la paz desde lo municipal: Elementos de una agenda local para la convivencia.

Leonardo García Suárez

En tan sólo catorce meses, 11 alcaldes colombianos fueron asesinados y 25 secuestrados. Cerca del 40% de los entes locales tienen presencia de grupos armados al margen de la ley y el 10% de los mandatarios municipales han sido amenazados directamente. Adicionalmente, estos grupos subversivos obtienen parte importante de sus ingresos de la descentralización. Partiendo de las anteriores y dramáticas cifras, Leonardo García, asesor de paz de la Federación Colombiana de Municipios, describe en el presente artículo, cuál es la importancia de los entes territoriales en el conflicto armado y en el proceso de paz con los movimientos insurgentes.


Debate sobre un modelo que no se ha aplicado. Modelo, reformas y políticas económicas.

Carlos Caballero Argáez

Existen numerosos mitos sobre la implementación del llamado modelo neoliberal en Colombia. Para la mayor parte de los ciudadanos, es el culpable de la actual situación económica, en la cual se presenta una alta tasa de desempleo y bajos niveles de crecimiento económico. Carlos Caballero Argáez, ex-Presidente de la Bolsa de Bogotá, columnista del Diario El Tiempo y actual analista del BID, rechaza estas afirmaciones al sostener -basado en amplia documentación- que las medidas neoliberales aplicadas en Colombia se quedaron a medio camino, en primer lugar, porque faltó profundización de las reformas; en segundo lugar, porque al mismo tiempo que se propendía por un Estado más eficiente a través de las privatizaciones y la reforma estatal, se elevó el gasto público, sin que paralelamente creciera la eficiencia de las erogaciones; y en tercer lugar, porque se crearon falsas expectativas respecto a la verdadera riqueza del país, haciendo que creciera el nivel de endeudamiento y bajara la tasa de ahorro interno.


América Latina en los noventa. De la guerra contra el comunismo a la guerra contra las drogas.

Giampaolo De Martiis

Con la caída de la Cortina de Hierro, fueron muchos los analistas que pensaron que la situación estratégica había cambiado para los países latinoamericanos. Desaparecido el fantasma del comunismo, parecía que desde la óptica de la seguridad, las relaciones con Estados Unidos cambiarían de manera vertical. La influencia de Washington, pensaban los investigadores, debería modificarse hacia nuevos temas de la agenda como comercio, integración regional, propiedad intelectual, medio ambiente. Casi una década después la amenaza marxista había huido, pero no la influencia de Washington en la política exterior de las naciones de la región. El tema de las drogas había sustituido al comunismo como centro del debate estratégico, y con él la restricción a la autonomía internacional de los Estados latinoamericanos.


La Tercera Vía, una democracia social moderna.

Tony Blair

La Tercera Vía es un camino de renovación y éxito para la moderna democracia social. No se trata únicamente de un compromiso entre la izquierda y la derecha. Persigue adoptar los valores esenciales del centro y del centro_izquierda y aplicarlos a un mundo de cambios económicos y sociales libres del peso de una ideología obsoleta.


La socialdemocracia y el Kibutz.

Amos OZ

¿Estamos todos condenados a elegir entre Margaret Thatcher y Leónidas Bréznev? ¿Existe un camino que no sea ni el darwinismo social ni una burocracia ideocrática? En algunas partes del mundo la tercera vía parece ser la vuelta a los tipos de religión que exhortan a sus adeptos a aceptar su pobreza material y a renunciar a los placeres de este mundo (que después de todo, según ellos, no es más que un "simple lugar de paso").


Las nuevas orientaciones en el derecho constitucional.

Segundo V. Linares Quintana

Desde hace muchos años, en el libro, la cátedra, la tribuna de conferencias y los artículos en publicaciones especializadas, hemos venido sosteniendo que nuevos conceptos y orientaciones prevalecen hoy en la ciencia del poder, imponiendo criterios, enfoques y técnicas investigativas distintos de los tradicionales, que comportan profundo cambio y renovación con respecto a la concepción clásica, que durante tantos años pareció poco menos inconmovible y que todavía orienta a no pocos constitucionalistas.


Los primeros ocho meses del Gobierno Pastrana. Crisis en el manejo de la crisis.

Pedro Medellín Torres

La crisis colombiana ha adquirido una nueva faceta: la distorsión en los tiempos del gobierno. Antes de haber cumplido los primeros seis meses de su posesión, la imagen del Presidente Pastrana llegó a registrar niveles de aceptación del 38%, dos puntos por debajo de los registrados por el gobierno Samper luego de la declaración de Fernando Botero. Más que una particular percepción de los ciudadanos, las encuestas revelan el acelerado desgaste del nuevo gobierno. No ha terminado de posesionarse, ni siquiera se ha aprobado su plan de desarrollo, cuando ha sido forzado a elaborar un plan de contingencia para contener el avance de la recesión y el desempleo o ha tenido que corregir el rumbo en el manejo de la paz y de la reforma política.


La creciente desilusión con la democracia moderna.

H.C.F. Mansilla

No hay duda de las ventajas de la democracia en comparación con sociedades autoritarias y totalitarias. Sistemas sociales opuestos a la democracia pluralista, como los modelos armonicistas derivados del corpus del marxismo (que creían poder integrar todas las "contradicciones" en una gran armonía utópica), han resultado ser poco flexibles y se adaptan difícilmente a entornos cambiantes. Como no posee instituciones de autoreforma, este tipo de ordenamiento social se halla expuesto a formas fácticamente incorregibles de abusos, burocratización, deficiente asignación de recursos y corrupción en gran escala. Los regímenes más perdurables y resistentes son los que admiten conflictos en libre expresión y competencia: los mejores gobiernos, ante todo en la dimensión del largo plazo, han resultado ser aquellos de orientación liberal, que exhiben una cierta descentralización y un carácter ideológicamente abierto, entre otras razones porque este modelo pluralista se basa en una visión más sobria y realista del Hombre, que toma en cuenta sus disparidades, vicios, ambiciones y desavenencias perennes.


La política exterior de la Administración Pastrana.

Palabras del Señor Ministro de Relaciones Exteriores, Doctor Guillermo Fernández de Soto, en el almuerzo ofrecido por el Instituto de Ciencia Política de Bogotá, el 14 de abril de 1999.


Declaración de principios de la ANDA. La responsabilidad ética de los medios de comunicación social.

La Asociación Nacional de Anunciantes de Colombia, ANDA, frente a la situación que vive el país, creyó conveniente expresar a la opinión pública colombiana, los principios contenidos en la siguiente declaración.


Necesidad de un código de ética pública.

Tito Livio Caldas

En épocas de decadencia moral, como las que ha vivido Colombia en los últimos tiempos, tienden a desdibujarse los impedimentos éticos y a no ser percibidos, incluso por las personas de mayor significación ciudadana que, como los jueces y magistrados -para citar solo el ejemplo más candente- deben respetar estrictamente no solo los consagrados expresamente por la ley, sino también todos aquellos que forman parte del patrimonio moral de la civilización occidental, aunque no estén previstos en normas positivas.


Un sindicalismo de derecha.

Hernando Gómez Buendía

No tenemos sindicalismo: tenemos, en cambio, una burocracia que se confabula con los políticos.


La voltereta del siglo.

Arturo Sarabia Better

Lo que llama la atención del reciente y polémico fallo de la corte constitucional que precisó los alcances de la inviolabilidad de los congresistas, no es tanto su contenido. Al fin y al cabo los límites de la responsabilidad que éstos puedan tener por sus actuaciones y sus votos siempre será un tema discutible. Y, por ende, un asunto sujeto a variadas interpretaciones. Lo que sorprende más bien, es la impresionante voltereta jurisprudencial que algunos de los magistrados tuvieron que dar para suscribir esa providencia. Por poco se desnucan.


El canje.

Eduardo Pizarro Leongómez

Es muy molesto desempeñar el papel de aguafiestas en medio de la euforia de paz que existe en el país. Pero, la verdad es que las Farc no han tenido ni tienen en su horizonte inmediato una negociación que conduzca a la paz.


El individualismo.

Anders Kompass

En la década del 60 había en Londres un travestí excéntrico que era muy querido por todos y se parecía a Greta Garco. Una de sus peculiaridades consistía en dar vueltas todos los sábados por el West End en un Cadillac rosado gritándole a la muchedumbre... "¡Quiero estar sola! ¡Quiero estar sola!"


Los sindicalistas acusan al primero ministro británico de alejarse de los trabajadores. Blair defiende el Nuevo Laborismo frente a las críticas de los izquierdistas del partido.

Lourdes Gómez

El primer ministro británico, Tony Blair criticó fuerte el ala izquierda de su partido, que se hace eco del creciente descontento del electorado tradicional con la actuación del Gobierno laborista. "Gobernaremos para toda la gente, jóvenes y mayores, blancos y negros, pobres y ricos ", señaló Blair en su primer discurso centrado en política interior desde el inicio de la guerra de Yugoslavia. Sus palabras estaban dirigidas a líderes sindicales, como John Monks, quien días atrás le acusó de tratar a los seguidores fieles, a las capas más humildes, como a "molestos parientes viejos”.


Libros


Siguenos: