Una apuesta por la competitividad: Diagnóstico y propuestas de política pública para Tumaco

 

Foto: John Vizcaíno, El Tiempo

Tumaco, 6 de marzo de 2018

Contexto

En Colombia, la puesta en marcha de políticas eficaces para avanzar hacia un crecimiento económico dinámico, incluyente y ambientalmente responsable, se ha visto limitada por la existencia de importantes brechas entre la ruralidad y los centros urbanos. Estas brechas pueden atribuirse a dos fenómenos históricos que se han retroalimentado mutuamente: la ausencia del Estado, relacionada con la persistencia de conflictos armados y el ejercicio de control territorial por grupos criminales en amplias zonas de la geografía nacional; y la ausencia de mercado, reflejada en la falta de empleo y oportunidades, y la proliferación de economías ilegales en regiones insuficientemente integradas a las redes de la economía formal.

Tumaco es un ejemplo paradigmático de este fenómeno. Este municipio ha sido epicentro del conflicto armado y diversas formas de la violencia en las últimas décadas, y se ha caracterizado por la ausencia de control estatal, la conflictividad en torno al ordenamiento territorial y productivo, y la presencia permanente de grupos armados ilegales y economías criminales. A este panorama se suma la complejidad propia de las zonas fronterizas.

No obstante lo anterior, Tumaco es un municipio con una enorme riqueza en materia de recursos naturales, además de una ubicación privilegiada para el comercio internacional. Por ello se posiciona como una de las zonas con mayor potencial productivo en Colombia, y en un escenario con condiciones propicias para implementar políticas innovadoras orientadas a afianzar la inversión empresarial y, por esa vía, fortalecer la dinámica productiva necesaria para superar la pobreza y la marginalidad.

Con el propósito de identificar los principales desafíos y oportunidades que se plantean en este municipio para avanzar en materia de competitividad, desarrollo y progreso social, el Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, con el apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y Fedepalma, adelantó el proyecto “Una apuesta por la competitividad de Tumaco”, que busca contribuir a la formulación de propuestas orientadas a superar los desafíos de la región en términos de gobernanza, inequidad y potencial productivo.

El análisis adelantado evidenció las razones por las que Tumaco atraviesa por una profunda crisis institucional, económica y social. Este desesperanzador panorama es el resultado de la simbiosis entre diferentes variables estructurales que generan un círculo vicioso. En particular, se identificaron cuatro factores que limitan el potencial productivo y las oportunidades de crecimiento y bienestar en el municipio. El primero de ellos se refiere a la existencia de un oligopolio de violencia que cuenta con el narcotráfico como el principal mecanismo para su reproducción y autoperpetuación, agravado por la incapacidad del Estado para garantizar el control efectivo del territorio y la inoperancia del sistema judicial. En segundo lugar, la erosión progresiva del capital social y la imposibilidad de generar nuevos recursos que logren crearlo. El tercer factor se refiere a las limitaciones en la provisión de bienes y servicios públicos adecuados para impulsar la productividad, la competitividad y el desarrollo social en este territorio. Finalmente, la ausencia de un ordenamiento territorial y productivo que permita alinear la vocación y aptitud de la tierra con las actividades productivas que allí tienen lugar.

Además, en Tumaco conviven dos concepciones en apariencia divergentes sobre el desarrollo: la visión empresarial, y la propia de las comunidades y consejos comunitarios, frente a las cuales el Estado mantiene una posición ambigua, que se mueve entre la garantía de los derechos individuales y las lógicas del mercado, y la defensa de los derechos de las comunidades a diseñar sus propias alternativas.

La región requiere de una reconfiguración productiva, sustentada en acuerdos que permitan superar estos dilemas aparentes y promuevan un desarrollo sostenible, justo e inclusivo, en el que el potencial del territorio se proyecte en beneficio de las comunidades, pero al tiempo contribuya al progreso de la región y del país en su conjunto. Concretar esta dinámica requiere de una articulación exitosa entre el Estado, el sector privado y la sociedad civil, y especialmente, de la incorporación de una visión empresarial del desarrollo rural. Esta visión debe traducirse en un impulso a encadenamientos productivos inspirados en el aprovechamiento de recursos naturales como la pesca, la agroindustria, la minería sostenible, la elaboración de productos orgánicos y naturales, entre otros. En resumen, se requiere de un modelo empresarial que se encuentre en armonía con el elemento étnico y los instrumentos de ordenamiento territorial y uso del suelo.

En este sentido, el estudio invita a las instituciones de los diferentes niveles de gobierno, a los empresarios y a las organizaciones sociales a trabajar de la mano para construir una visión compartida de Tumaco y asumir compromisos de largo plazo por su desarrollo. Para ello, formula recomendaciones dirigidas a tomadores de decisión, encaminadas a desarrollar el potencial productivo del municipio, y a generar dinámicas económicas y sociales que contribuyan a superar los factores de atraso que afectan a su población.

El Instituto de Ciencia Política ha querido convocar a un espacio de discusión destinado a socializar y discutir los resultados de esta investigación con tomadores de decisión del nivel municipal, departamental y nacional, así como a las fuerzas vivas de la región.

Próximos eventos

No tenemos eventos próximos.

Siguenos: