Misión Sociedad Civil: Washington D.C.

 

Washington D.C., 12 y 13 de junio de 2007

El pasado 12 y 13 de junio el Instituto de Ciencia Política lideró una misión de la Sociedad Civil colombiana a Washington DC con el fin de reunirnos con diferentes miembros del Congreso norteamericano y sus asistentes, así como con diferentes organizaciones no gubernamentales radicadas en Washington, para dar a conocer nuestros puntos de vista frente a la conveniencia de firmar un Tratado de Libre Comercio con Colombia.

Como es sabido, durante los últimos meses, particularmente después del triunfo demócrata en el Congreso norteamericano, el debate en torno al TLC con Colombia ha girado alrededor de temas diferentes a los puramente comerciales. Temas tales como los derechos humanos, los derechos de los trabajadores - especialmente en lo referente a los derechos a sindicalizarse sin sentir temor de perder la vida -, el sistema de justicia, la impunidad, la política social, el medio ambiente, entre otros, han logrado capturar los primeros puestos en la agenda del país del norte, reemplazando tajantemente la otrota y muy republicana política de seguridad nacional por la que podría denominarse política social y medioambiental. Este cambio en la agenda le ha dado mucho protagonismo a ONG´s norteamericanas defensoras de los temas anteriormente mencionados, como Human Right’s Watch y AFL-CIO convirtiéndose literalmente en “la mano derecha” de los congresistas demócratas más pesados y con mayor ingerencia tanto en la Cámara como en el Senado.

Así las cosas, la estrategia de la Misión colombiana de la Sociedad Civil a Washington fue la de hablar de frente sobre estos temas con el fin de poner en su justo contexto la situación colombiana, mostrando los avances en seguridad, confianza, justicia, política social, etc., sin desconocer los importantes desafíos y metas por cumplir. Para lo cual el grupo estuvo conformado por representantes de instituciones independientes, objetivas y a-partidistas como: Marcela Prieto, Directora del Instituto de Ciencia Política; Gloria María Borrero. Directora de la Corporación Excelencia en la Justicia; Mario Gómez, Director Social de la Fundación Restrepo Barco; Mauricio Santamaría, Sub-Director de Fedesarrollo; Juan Sebastián Betancour, Director de Proantioquia; Guillermo Carvajalino, Director de Empresarios por la Educación; Carlos Eduardo Botero, de la ANDI; y Jorge Londoño Director de Invamer-Gallup. Este último con el fin de incluir en la argumentación los números provenientes de sondeos de opinión pública.

La Misión cumplió con una agenda amplia y estratégica, llevando a cabo reuniones con personas e instituciones como: Thea Lee, Directora de Políticas Publicas de AFL-CIO (America’s Union Movement); Ed Greesor, Director del Proyecto de Comercio y Mercados Globales del Democratic Council y el IPI (Progresive Policy Institute); Coleen Cook y Angeles Villarreal, analistas en temas latinoamericanos de Centro de Investigaciones del Congreso, y Evan Alexander, de la Comisión de Ways and Means de la Cámara de Representantes.

También se llevaron a cabo dos foros. Uno organizado por WITA (Washington Trade Association) al cual asistieron alrededor de 70 personas, y cuyos oradores principales fueron Mauricio Santamaría, Sub-Director de Fedesarrollo; Marcela Prieto, Directora Ejecutiva del Instituto de Ciencia Política; Dan Restrepo del Center for American Progress; y Ed Gressor del Progressive Policy Institute (IPI). El otro fue un Briefing en el Congreso al cual asistieron alrededor de 25 staffers demócratas.

Así mismo los miembros de la Misión tuvimos la oportunidad de entrevistarnos con el Senador Carl Levin (Demócrata de Michigan) uno de los miembros del Congreso norteamericano más influyentes y duros frente a la aprobación del TLC con Colombia.

También se tuvo la oportunidad de llevar a cabo ruedas de prensa con medios nacionales e internacionales como Bloomberg, Reuters and BNA.

Entre las conclusiones más importantes a las que llegamos con la Misión es que Sí se va a firmar un TLC con Colombia pero no en el corto plazo. Es decir, tanto los demócratas más duros en el Congreso como en las ONG’s americanas, consideran que Colombia debe avanzar en temas tan delicados como el asesinato a sindicalistas, la violación a los derechos humanos, los derechos a los trabajadores, la impunidad y la celeridad en los procesos judiciales.

No obstante ello, es importante aclarar que la razón por la cual le exigen avances a Colombia en estas materias es porque les sirve y les es conveniente para sus propias agendas internas y no necesariamente porque se preocupen genuinamente por el bienestar de la población y las instituciones colombianas. Luego de hacer un análisis de las múltiples reuniones llevadas a cabo durante el viaje, se evidenció que las organizaciones sindicales estadounidenses que actualmente tienen gran poder y vocería en el Congreso, están aprovechando el debate de la ratificación del TLC con Colombia para poner sobre el tapete el tema sindical. Por lo tanto entre más puedan prolongar la ratificación del TLC con Colombia más tiempo podrán mantener el tema sindical como protagonista en la agenda. En otras palabras, están usando el tema con Colombia para poder tener un espacio para justificar sus fines y su razón de ser. Mas aún si se tiene en cuenta la reducción tan significativa de trabajadores sindicalizados en los EEUU.

Así mismo, los demócratas en el Congreso preferirán firmar un TLC con Colombia una vez triunfen en las elecciones presidenciales. Todo lo que pueda significar una victoria para Bush la van a anular en la medida de lo posible. Así que para verse como entes en pro del los TLC, los demócratas ratificarán con Perú y con Panamá pero no con Colombia, porque también querrán transmitir su posición dura y clara frente a la “no tolerancia” a la violación a los DDHH y los demás temas sensibles.

Otro tema muy delicado y que poca atención se le ha dado en Colombia, es el referente a las disputas personales entre José Miguel Vivanco, Director de Human Right’s Watch, y el Presidente Uribe. Con quien nos entrevistamos, nos mencionó el desafortunado incidente donde el Presidente Uribe tildó de terrorista a Vivanco. Esto lo han tomado como bandera tanto los Congresistas Demócratas como las ONG´s.

Finalmente, el grupo estableció con la Embajadora Carolina Barco la posibilidad de servir como puente o intermediario entre el Gobierno colombiano y la sociedad civil norteamericana que tuviera cualquier tipo de prevención o desconfianza frente a las políticas del Gobierno Uribe, dado nuestro carácter de entes independientes, autónomos y con altos niveles de credibilidad.

Próximos eventos

No tenemos eventos próximos.

Siguenos: