Los medios de comunicación y la política

La democracia nunca es una obra terminada. Por el contrario, su consolidación es el resultado de la articulación permanente de correctos diseños institucionales, adecuados sistemas de incentivos, buenas prácticas políticas arraigadas y una cultura política favorable y comprometida.

La Constitución de 1991 representó una evolución importante en el constitucionalismo colombiano y una apuesta por el Estado Social y Democrático de Derecho. No obstante, muchas de las promesas de la Carta en materia de profundización de la democracia, fortalecimiento institucional y pleno imperio de la ley, siguen siendo tareas pendientes. En algunos aspectos, incluso, ha habido un franco estancamiento o claros retrocesos.

La implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC supone un importante conjunto de ajustes en el ordenamiento político colombiano. Algunos, como los relativos a la regulación del ingreso de los guerrilleros desmovilizados a la competencia política, son transitorios; pero no por ello puede subestimarse su impacto potencial para la democracia colombiana. Otros, como la adopción del Estatuto de la Oposición - un mandato previsto (y pendiente) desde 1991- están llamados a tener un efecto mucho más estructural y de larga duración en el sistema político.
Lo anterior hace tan oportuna como necesaria la reflexión pública sobre el significado que tiene la actual coyuntura para la democracia colombiana, no sólo en el inmediato futuro, sino teniendo en perspectiva la próxima década - durante la cual se irán materializando, sobre el terreno, los desafíos y problemas de la implementación del Acuerdo Final.

Los medios de comunicación y la política

La libertad de prensa y el acceso libre a la información son elementos esenciales de una auténtica democracia. No sólo facilitan y potencian el debate y la deliberación, sino que están llamados a contribuir al control de los ciudadanos sobre los gobernantes. En el mundo contemporáneo, a esta premisa debe añadirse el reconocimiento de que la prensa y los medios de comunicación constituyen lo que se ha denominado un “cuarto poder”, dada la influencia que ejercen en la formación de la opinión pública y, por otro lado, la constatación de la existencia de relaciones directas entre los medios de comunicación y otros actores, incluyendo los conglomerados económicos e incluso el propio Gobierno. Por ejemplo, la dependencia de muchos medios de la pauta oficial genera una relación enrarecida. Estos elementos tienen un impacto particularmente delicado en el contexto de los procesos electorales, tanto de carácter nacional como regional.

De la transparencia con la que operen los medios de comunicación y los periodistas en una sociedad democrática, de su independencia y su aproximación crítica al proceso político, de su interés por adelantar investigaciones rigurosas y de su capacidad para adaptarse y responder a los desafíos que plantea el protagonismo creciente de las redes sociales en la formación de la opinión pública, —entre otros factores— dependerán su credibilidad, su relevancia y el cumplimiento eficaz de su función social. La reflexión plural y multisectorial sobre el escenario en el que actúan hoy en día los medios de comunicación y la identificación de los problemas, riesgos y oportunidades que lo caracterizan, resulta no sólo pertinente sino necesaria para el mejoramiento de la calidad de la democracia en Colombia.

Objetivos

- Identificar los obstáculos que enfrentan los medios de comunicación para el ejercicio pleno y responsable de las libertades de información, de prensa y de opinión en Colombia, en relación con la actividad política y, especialmente, durante los procesos electorales.

- Analizar el papel de los medios de comunicación en el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la defensa del Estado de Derecho, y la formación de una opinión pública ilustrada.

- Analizar los desafíos que las redes sociales plantean para la relevancia e incidencia de los medios de comunicación, y el impacto de estas plataformas en la veracidad de la información divulgada por el público y para el público.

Preguntas orientadoras

Se sugiere una discusión alrededor de los siguientes interrogantes:

- ¿Cuáles son los factores que han contribuido a enrarecer en Colombia la relación entre medios de comunicación y política?

- ¿Cómo pueden los medios de comunicación, a través de buenas prácticas adoptadas por ellos mismos, aumentar su credibilidad y potenciar su contribución al mejor funcionamiento de la democracia en Colombia?

- ¿Son adecuadas las reglas existentes en materia de pauta oficial en los medios de comunicación?

- ¿Qué practicas resultan adecuadas para asegurar el acceso de la ciudadanía a información veraz y oportuna en tiempos de pos-verdad y hechos alternativos?

- ¿Cómo afectarán las previsiones del Acuerdo Final la relación entre los medios de comunicación y la actividad política política, especialmente en virtud de las facilidades establecidas en beneficio del partido o movimiento político derivado de las Farc?

Estas preguntas no son taxativas ni excluyentes. Están encaminadas a ofrecer un marco para la discusión, sin que ello signifique que los participantes no puedan plantear consideraciones adicionales.

El debate se regirá por la regla Chatham House, según la cual los participantes podrán invocar los principios de reserva, no identificación y no atribución.

Para más información acerca del alcance de la Chatham House Rule, se puede consultar:

www.chathamhouse.org/about/chathamhouse-rule

Siguenos: