Consideraciones sobre la incorporación política de las FARC

Bogotá D.C., 23 de agosto de 2017

 

Comentarios sobre la constitucionalidad

del Acto Legislativo 3 de 23 de mayo de 2017

El empleo de la violencia como instrumento de acción política es inaceptable en toda democracia verdaderamente digna de ese nombre, en la que son el imperio de la ley y el reconocimiento del orden constitucional, y no la primacía de hecho obtenida mediante la coacción y el miedo, los que definen el marco en el cual debe darse el debate público; así como la conformación, ejercicio y control del poder político.

En ese orden de ideas, el Acuerdo Final para la terminación del conflicto armado, suscrito entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC, encuentra su sentido último en la reafirmación de los principios fundamentales del orden constitucional y en la consolidación de una democracia pluralista y efectiva, así como en el sometimiento de todo proyecto político a las reglas que sirven de garantía a la plena realización de dichos principios.

En atención a la invitación cursada por la Honorable Corte Constitucional mediante Auto 360 del 19 de julio de 2017, y de cara al proceso de revisión constitucional del Acto Legislativo 3 de 2017 que se surte en esa corporación, el Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga quisiera compartir con los Honorables Magistrados las siguientes observaciones sobre la normatividad adoptada para regular parcialmente “el componente de reincoporación política del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”.

Siguenos: