Calidad institucional para el crecimiento económico y el progreso social

La buena calidad de las instituciones es condición necesaria (aunque no suficiente) para el crecimiento económico, y por lo tanto, para alcanzar el progreso social sostenible.

Siguenos: