Boletín No. 82 Ley de Arbitraje

Boletín No. 82 Ley de Arbitraje

El derecho a la justicia va más allá del acce-so a los tribunales judiciales para la solución de controversias, es necesario que el Esta-do garantice que éste sea eficiente, ágil y eficaz, de manera tal que exista una protección real de los derechos de los ciudadanos.Han sido varias las medidas tomadas en los últimos años para lograr este objetivo como lo son la creación de despachos judiciales de descongestión judicial y la obligación de surtir una etapa de conciliación previa al inicio de un proceso, sin embargo estas medidas no han sido suficientes para subsanar la crisis de justicia en Colombia. Dada esta situación, los Mecanismos Alternativos deSolución de Conflictos (MASC) han tomado más fuerza como una alternativa diferente ala justicia tradicional.La Constitución de 1991 en su artículo 116elevó a rango constitucional la posibilidad para que personas particulares administren justicia (facultad propia del Estado) en ca-sos determinados a través de mecanismos como la conciliación y el arbitraje, que desde años atrás se venían aplicando en ciertos contratos con algunas dificultades, sin que fuera necesario recurrir a la justicia ordinaria. El arbitraje es uno de los MASC que más fuerza ha tomado en los últimos años al de-mostrar ser una herramienta eficaz, confiable y especializada. Desde 1991 han sido varias las normativas que se han expedido para regular los aspectos relacionados con los procesos arbitrales, sin embargo no existe una norma común que las concentre y organice a nivel interno, ni que las armonice con las disposiciones internacionales, especialmente con la Ley Modelo de Arbitraje de la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI).

Siguenos: