Boletín No. 219 Matrimonio igualitario en Colombia

Boletín No. 219 Matrimonio igualitario en Colombia

En las democracias contemporáneas el reconocimiento de los derechos de las minorías ha sido siempre una cuestión problemática, pues si bien el Estado está llamado a velar y a garantizar los derechos de cada uno de sus ciudadanos, en ocasiones, dicho reconocimiento es objetado por ir en contravía del llamado interés general, en algunos casos equiparado erróneamente con lo dictado por las mayorías. Así, la reivindicación de los derechos de las personas LGBTI1 no está exenta de esta compleja disyuntiva y la discusión acerca del matrimonio igualitario2 ha cobrado relevancia no sólo en Colombia, sino en el mundo entero. Resulta sorprendente la sincronización con la cual en el contexto internacional se ha tratado de instituir el matrimonio u otro tipo de vínculo jurídico entre personas del mismo sexo. Desde el año 2001 e iniciando con Países Bajos, varios países han aprobado leyes en este sentido y hoy son 15 los Estados que han legalizado el matrimonio para este tipo de personas, tres de ellos en América Latina3 — Argentina (2010), Uruguay (2013) Brasil (2013) —. Con el objetivo de conferir un marco jurídico a las relaciones de pareja homosexuales, en otros territorios se han formalizado figuras distintas del matrimonio, tal es el caso de la unión civil en Israel, Ecuador y algunos estados de EE.UU, la unión estable5 en Brasil, las sociedades registradas de convivencia en Alemania y el pacto civil de solidaridad (PACS)6 en Francia. Éstas permiten a la comunidad LGBTI el acceso a buena parte de las ventajas gozadas por las parejas heterosexuales casadas, sin llegar a otorgarles la igualdad en derechos con el matrimonio ni el peso simbólico que en la sociedad tiene este concepto.

Siguenos: